Beyond: Dos Almas, análisis de una experiencia

Supongo que, a estas alturas, ya habréis visto por ahí decenas de artículos hablando sobre Beyond. Como mínimo, el juego ha dado de que hablar, ya sea por gente que lo alaba como por otros que lo critican. Quizás sea esa disparidad de opiniones lo que me ha animado a escribir. Eso, y que me ha parecido una obra muy interesante. Es por ello que, probablemente, mi breve análisis no sea imparcial, pues no voy a escribir sobre Beyond igual que lo haría de otro juego, sino que voy a hablar de porque es un juego que todo el mundo debería vivir y saber disfrutar.

Lo primero que hay que tener claro a la hora de encarar un juego como este es ser consciente de que tipo de producto tenemos delante. Es un proyecto que no va a gustar a todos, eso ha quedado patente. Considero que la razón es muy sencilla, o no sabían a lo que iban, cosa rara hoy en día con la de información y hype que se mueve por internet, o simplemente no estaban preparados para un juego así.

Algunos han clasificado Beyond como una película interactiva. Este es un termino que me gusta más bien poco. Me recuerda a aquellas aplicaciones cutres que uno podía encontrar en discos de revistas donde una sucesión de videos con actores reales separados por cuatro golpes de ratón intentaban competir con los videojuegos de la época. Para mí, Beyond es más que un film, básicamente porque llega hasta un punto en el que el cine se queda corto, involucrar al público con la trama, conseguir que el usuario empatice con los protagonistas. Pero ¿Es Beyond un videojuego? Bien, se usa con un gamepad, es un disco de una consola de juegos y necesita de las acciones de un individuo para avanzar en la historia. Entonces ¿Parece evidente, no? Al menos está claro, no es un juego convencional. En mi opinión, se queda un poco escaso en lo que a jugabilidad se refiere. Partiendo de la base que no podemos morir, o eso creo después de mi experiencia, se pierde por completo el reto a superar. Pase lo que pase, la historia seguirá adelante, y además, sin duda, llegaremos a un final que nos dejará satisfechos. Puede que ahí radique su mayor carencia de cara a los jugadores que esperan otro videojuego como tal, las dificultades a superar.

Beyond: Dos Almas

Una de las escenas que más desconcertaron en los videos previos a la salida del juego. ¿Jodie en la guerra?

¿Qué hace grande a Beyond? Beyond consigue que sientas la vida de Jodie. Logra que odies a quien tienes que odiar, que simpatices con quien ellos quieren y que recorras una historia con cierta crítica social capaz de mostrar situaciones fácilmente extrapolables a nuestras vidas.

Beyond es una obra que debe verse venir. Uno debe saber lo que el juego le va a ofrecer, y más sabiendo de que estudio viene. Beyond es una gran experiencia que necesita de la voluntad del jugador, quien debe dejarse encandilar. Quien sabe, cabe la posibilidad que sea la primera y sutil piedra de un nuevo género dispuesto a transformarse en algo más sofisticado.

P.D.: Tiene unos gráficos de la hostia XDDDDDDD